VIAJE  A PORTUGAL 2.015

( 12-13 SEPTIEMBRE 2.015 )

Nueva aventura para visitar en Portugal a dos criadores de loris. Como en el anterior viaje, José me acompañó. Y nos fuimos pronto ya que a las 7:00 a.m. le estaba esperando delante de su casa, aunque yo me había levantado a las 5:30 a.m. para ir a recoger dos árboles de granado para llevar a uno de los portugueses al que se los prometí el año pasado. El viaje hasta Almada es de poco mas de 4 horas, pero con un descanso antes de entrar en el país se alarga hasta las 5 horas tranquilamente.

Nuestro destino inicial era visitar a mi amigo Joao en Almada (aunque tiene una finca con mas psitácidos mucho mas cerca de la frontera). Vive en un piso en Almada en una planta baja, por lo que es suyo el patio. Allí tenía 3 habitaciones con varias jaulas con periquitos, algún P. meyeri y P. senegalus. También pude ver algunos Agapornis y algunos pequeños diamantes.

              

Fuera en el patio, mas jaulas con princesas de gales, you yous y meyeri. Una pareja de yacos, y en el centro unas baterías de jaulas suspendidas pero a muy baja altura y mas o menos de 1,5 metros de largo. Estaba en proceso de ampliación para darles algo mas de vuelo a las parejas que allí tenía. También nos sorprendió el gran tamaño de dos machos de T. moluccanus (padre y hermano del que le compré yo el año pasado) y una pareja impresionante de Eos bornea también de un tamaño increíble (sobre todo tras ver el tamaño de otras parejas en los criadores que visitamos mas adelante y que luego comentaré). Para esos dos machos había adquirido recientemente una joven hembra, pero de un tamaño muy pequeño, y más comparada con estos dos machos. A parte, los forsteni de cuya línea proceden algunos de los que tiene José. También muy grandes.

En una de las paredes tenía dos jaulas mas estrechas con una pareja de P. goldiei y una de C. goliathina que le vendí el año pasado. Quiere pasarlos a jaulas mas grandes al centro donde están el resto. Lo agradecerán todas las especies este aumento de tamaño. Alegra poder ver que los ejemplares que uno envía a otras personas siguen vivas, pero a la vez da pena ver que están en unas jaulas mucho mas pequeñas que en las que nacieron en mi casa.

              

De la comida que les da me interesó ver como les daba pasta seca de Psittacus, del gel y el néctar de esta marca. Les ponía una cucharada sopera a cada pareja. Es posible que yo haga lo mismo como un complemento más. Me gustó la idea. A parte de esto, su néctar líquido de Orlux y fruta como manzana y naranja (es lo que yo le vi ofrecerles o que les había puesto el día anterior).

Nos presentó a su amigo Fernando, con el que fuimos a comer y luego a visitar su casa para ver los psitácidos que tenía. A parte de algunos canarios, tenía Agapornis, ninfas y dos parejas de Psilopsiagon aymara. Una pareja era de él y potra de Joao.

              

De aquí, y tras pasar por nuestro hotel, fuimos a visitar a Miguel Franco, un criador de aves con psitácidos y otros no psitácidos. Muchas parejas pero a mi gusto muy mal organizado y poco cuidado. Para el dinero que dicen que tiene y lo grande que era la parcela, hubiera hecho jaulas mas amplias. Tal vez así hubiera tenido menos parejas, pero creo que así las tendría mejor cuidadas. No vimos restos de fruta. Tal vez no se las está dando. Tiene a una persona que le lleva los pájaros pero no lo tiene bien cuidado.

              

Entre las cosas de loris que tiene están los T. euteles, T. ornatus, P. iris, P. goldiei, G. concinna, C. duivenbodei, C. scintillata, C. atra, T. moluccanus, T. haematodus, T. capistratus, T. rubritorquis. Tiene algunos turacos, aunque sólo pude fotografiar a una pareja. Busca E. reticulata y C. goliathina: me pidió que le reservara una pareja de goliathina, pero tengo dudas.

         

    

Al día siguiente fuimos a visitar a Ricardo Clemente. Una caseta alargada de mas o menos 10 metros de largo y 2 de ancho, con jaulas suspendidas de un metro de lago y unos 60-80 cm. de ancho mas o menos. Para mi gusto tendría que darles mas longitud a esas jaulas para que pudieran hacer un vuelo adecuado para ejercitarse, pero entiendo que no todo el mundo puede tener unas instalaciones tan amplias como las mías. Pero como siempre digo, tal vez reduciendo la cantidad de parejas se pueda dar esa amplitud.

                   

En estas jaulas tiene una pareja de P. iris, fuscata amarilla y otra de naranjas, L. chlorocercus, C. scintillata, Lorius lory, T. chlorolepidotus oliva x normal, concinna y moluccanus. Y ahora mi pareja de C. goliathina. Me dio pena dejarlo ahí. Va a colocar a la pareja en una jaula en uno de los extremos de la caseta pues es la mas larga que tiene.

              

Además tiene una pareja y una hembra de Cyclopsitta diophthalma, pero en unas jaulas muy pequeñas y demasiado escondidas. Le dijeron que para esta pequeña especie de lorito de la higuera era bueno tenerlos con tranquilidad y en jaulas mas resguardadas y menos luminosidad, pero no creo que en jaulas al ras del suelo puedan estar bien. Habrá que esperar si en esas condiciones deciden criar. De momento parece que en la anterior ubicación en la que estuvieron pusieron huevos y nació una cría, pero ésta falleció al día siguiente. Ricardo está a la espera de que un vecino quiera venderle la parcela de al lado, y en ese momento ampliar las jaulas a un par de metros cuanto menos.

          

               

Estuvimos poco tiempo pues nos llevó a ver a Aguinha, un criador al que en el año 2005 le compré mi primera pareja de T. moluccanus y un joven macho con apariencia de arlequín que al final resultó que no volaba (cuando estuvimos en su casa lo tenía siempre en el hombro y fue criado a mano, y pensé que no volaba porque le había recortado las plumas de las alas, pero al final parece que tuvo algún problema en las alas y por eso no volaba casi nada).

                

Fue agradable volver a verle y saber que a pesar de los "golpes" que le ha dado la vida seguía "peleando" y había logrado un buen plantel de T. moluccanus arlequines DF. Las jaulas ya las conocía, amplias en interior pero que acababan con una parte en el exterior. Tenía varias jaulas con alguna rosella, o kramer, que seguro que si necesita para arlequines las vaciará. Creo que José dijo que tenía 18 arlequines. Todos vienen de una pareja ahora de unos 17 años (padres de mi hembra portuguesa que tiene 10 años), por lo que se puede entender que no tenga muchas crías a lo largo del año... Pienso que si cuando le compré la pareja y me traje a aquel macho que no volaba que presentaba ya coloración arlequín, la pareja suya tenía ya unos 7 años, hasta esa edad no tuvo a la primera cría arlequín, con lo cual me pongo a pensar si "querría" yo quedarme con crías de mis ejemplares para formar mis propias parejas con el fin de intentar sacar mutados como fallow o arlequines, pero me doy cuenta que tal vez en 4 años no logre sacar ninguna cría mutada y que al decidir venderlas pensando que esa pareja no sacará ningún mutado, el nuevo propietario sí saque mutados. Aunque es verdad que los que han sacado fallow o arlequín lo han hecho en la primera nidada, no es 100% fiable de que todas las parejas que pueden sacar mutados lo hagan con tanta rapidez. Y para mí sería también estresante empezar a meterme en eso ahora, cuando tengo otros objetivos igual o mas interesantes como los Eos reticulata... Y además, tengo casi todas las jaulas ocupadas.

              

 

Volviendo al criador portugués de los arlequines DF, Aguinha no tiene intención de vender a medio plazo, y tal vez a largo plazo, a pesar de tener muchas peticiones. Comentaba que tenía 3 ó 4 amigos que le pedían, y al hacer este comentario creo que los primeros arlequines irían para esos amigos. Hay que pensar que no se verán lejos de Portugal en mucho mas tiempo. Al menos los de esa línea. Él estaba empezando a meter ahora sangre nueva en verdes normales x arlequín para sacar portadores. La verdad es que daba la impresión de que no está criando mucho. Aunque es cierto que las parejas suyas serán muy jóvenes. La cuestión es saber a donde habrán ido ejemplares verdes como mi hembra suya. Esas tal vez sean todas portadoras. Supongo habrá vendido esas crías verdes suyas con ejemplares normales para retardar su aparición en otros lugares.

         

Lo curioso es que por problemas financieros se hace su propia comida de loris, y seca un montón de cosas y las hace polvo para luego utilizar en el néctar seco o en el líquido. Anís, polen, cardo, hibiscus, manzana. Todo lo muele y lo hace polvo. También utiliza Nestum, miel, maíz, trigo.... Tal vez también esto afecte a que no cría muchos arlequines, pero me da la impresión que es mas por consanguinidad y edad de sus ejemplares que por la alimentación, la cual me parece completa.

Después de esta visita nos fuimos a comer con Ricardo Clemente y en la conversación salió el tema de mis viajes. Está interesado en venir con nosotros en el próximo, así que para 2016 puede que seamos mas. Hay ya varios destinos interesantes que iremos madurando con el tiempo. Viajes de este tipo, aunque no sea para adquirir ejemplares de loris, merecen la pena, y mas si se hace con gente con esta misma afición.

Abandonamos Portugal contentos con el viaje y las visitas que habíamos hecho, y posiblemente volvamos algún otro año a visitar a los amigos y a hacer otros nuevos.

Visítame en Facebook para ver mas fotos de este viaje.

 

He de agradecer nuevamente a José Luis su compañía en este viaje. Gracias.

Este viaje se lo dedico a esos quienes me leen "a escondidas". Me  alegra saber que aún os importo, o al menos mi vida :-D)

Avigon

13 / 09 / 15